Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Skip Navigation LinksDetalleNovedad

Acceso a Matriculados˃˃Ingresar
Seguinos

˃   REVISTA CPIC​​​​

___________​____________

˃   ​​​​CAPACITACIÓN​

___________​____________

˃   MATRICULADOS ACTIVOS​

___________​____________

˃   ​SITIOS DE INTERÉS​

___________​____________​

˃   ​MAESTRÍA

___________​____________​

http://sitioweb.cpic.org.ar/SiteAssets/Contratar%20Profesional.jpg
http://sitioweb.cpic.org.ar/SiteAssets/C%C3%A1lculo%20de%20Honorarios.jpg
http://www.cpic.org.ar/SiteAssets/Lists/Novedades/AllItems/turnos2.jpg
http://admin.cpic.org.ar/SiteAssets/Impresion Boletas.jpg
CPIC - DetalleNovedad
Detalle de la noticia
Reseña del 1° encuentro del Ciclo "Cómo financiamos la construcción en tiempos de pandemia"
15/09/2021
Aun estas a tiempo de participar del 2do y 3er encuentro!

891. 2.jpg

El Consejo Profesional de Ingeniería Civil, de Jurisdicción Nacional y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, llevó a cabo el primer encuentro del ciclo: "Cómo financiamos la construcción privada en tiempos de pandemia", enfocado en encontrar alternativas de solución a la problemática y dificultades que atraviesan los sectores económicos, productivos, y también, de bienes y servicios, tanto empresariales como profesionales, ante la falta de actividad y ausencia de financiamiento para proyectos de inversión de construcción privada. El encuentro fue acompañado por una serie de instituciones del sector de primer nivel.

Durante la mañana del pasado lunes 3 de septiembre del corriente año, se presentó la primera edición del ciclo "Cómo financiamos la construcción privada en tiempos de pandemia", organizado por el Consejo Profesional de Ingeniería Civil y dirigido por la Dra. Alejandra Caballero, Directora General de Alejandra Caballero y Asociados. La consigna de este primer encuentro llevó por título "Desafío: Construir en Argentina en Pandemia. Alternativas posibles bajo la realidad actual". Durante los dos encuentros restantes se abordarán los temas: "Día D: construir en argentina postpandemia Riesgos vs Financiamiento. Alternativas", a desarrollarse el día 29 de septiembre y "Financiamiento innovador para nuevos proyectos", actividad que se presentará el 20 de octubre de 2021.

El ciclo contará con la activa participación de reconocidas cámaras empresarias, instituciones y empresas, como la Asociación de Empresarios de la Vivienda de la República Argentina, el Banco de Valores, la Cámara Argentina de Comercio y Servicios, la Cámara Argentina de la Construcción, la Cámara de Comercio Argentino-Británica, la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos, el Centro Argentino de Ingenieros, el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, el Colegio Profesional Inmobiliario, el Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo, el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad de Buenos Aires, la Coordinadora de Entidades Profesionales Universitarias, Lemon Cash, Marsh Broker Global de Seguros, la Sociedad Central de Arquitectos y la Unión Industrial Argentina.


El primer encuentro dio inicio con las palabras de bienvenida a los asistentes y disertantes enunciadas por el presidente del Consejo Profesional de Ingeniería Civil, Ing. Adrián Comelli, quien expresó:

"Muy buenos días, es para mí un honor realizar la apertura de este evento, creado por la Dra. Alejandra Caballero y que, sin dudas, conformará uno de los encuentros más destacados del año para nuestro Consejo Profesional de Ingeniería Civil, y todas las instituciones que hoy tenemos el orgullo de recibir. Como ingenieros, técnicos y apasionados por la construcción, creemos en materializar puentes. En este caso, crearemos un puente virtual, un ciclo de tres ediciones donde pensaremos juntos distintas estrategias para vincular la oferta y la demanda. Pero, además, propiciaremos puntos de encuentro, factores comunes y multidisciplinarios que nos habiliten a crear un mejor mañana, para abandonar el tiempo gris que aún estamos transitando, esperanzados en la creación de metros cuadrados útiles para nuestra población, de oportunidades de trabajo y crecimiento, del ansiado bienestar para nuestros conciudadanos. El desarrollo socioeconómico de nuestro país debe basarse en aquellos esfuerzos propios, sean intelectuales, de servicios económicos, financieros y tecnológicos capaces de posibilitar una completa autonomía en las tomas de decisiones fundamentales, especialmente, en la generación e incorporación de nuevos proyectos los cuales resulten virtuosos a los fines de solucionar problemas propios de la infraestructura del país, la cual se encuentra obsoleta en muchos aspectos. Nuestro Consejo Profesional de Ingeniería Civil trabaja arduamente en este sentido. La falta de financiamiento a través de los mercados de capitales, conforma una de las situaciones más críticas a superar como consecuencia de nuestras recurrentes crisis economías y de la emergencia sanitaria provocada, a nivel mundial, por la pandemia del COVID-19. Es por eso, que quienes conformamos este Consejo Profesional de Ingeniería Civil, les damos la bienvenida y esperamos renovar objetivos y sumar más actores. Todos debemos ser escuchados. Porque todos somos protagonistas de nuestro destino. Muchas gracias".

Luego, la Dra. Alejandra Caballero, especialista en financiamiento de inversiones e infraestructura; dirección de bancos y empresas; relaciones gubernamentales; y derechos reales; y creadora del ciclo, tomó la palabra y explicito los fundamentos de esta idea:

"El evento tiene por objetivo crear el espacio de análisis y pensamiento propicio para presentar propuestas concretas con el fin de enfrentar la situación de coyuntura, acceder a financiamiento y prepararnos para construir en la post pandemia".

Seguidamente, fue tiempo de la presentación de las visiones sobre la temática de parte de dos reconocidas Instituciones. La Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos, a través de su presidente Damián Tabakman, expresó:

"La situación actual del mercado inmobiliario es muy compleja e incierta, entre otros aspectos, porque la propensión a invertir en activos argentinos es muy baja y los ladrillos no son la excepción. Por supuesto que existen casos y casos, con algunos segmentos puntuales del mercado que están atravesando un buen momento, como la vivienda suburbana, por ejemplo, producto de la pandemia. Pero en términos generales, aunque en este contexto los costos de construcción se encuentran muy bajos, a niveles históricos, el nivel de actividad se encuentra muy retraído y los proyectos de pozo se venden muy poco. Priva la incertidumbre, la cual abarca a la política y también a la economía. No obstante, existe una extensa tradición de parte de los argentinos por resguardar sus ahorros en ladrillos. Las familias cuando logran cierta capacidad de ahorro, comienzan a pasar esos activos al dólar, pero tan pronto suman la cantidad necesaria, se lanzan a adquirir un departamento, mayoritariamente entre la opción de compra por pozo, porque al mismo se lo puede pagar en cuotas. Ese comportamiento se ha visto muy alterado por la ley de alquileres recientemente puesta en práctica, la cual ha instalado en la mente de los potenciales inversores que alquilar una vivienda en la argentina actual constituye un severo riesgo. Por ello se verifica la reticencia a invertir en pozo, viéndose muy debilitada de esta forma una de las maneras de financiamiento de nuestra industria. Sin el sistema de preventa, prácticamente nos es posible edificar, porque no hay bancos que financien los proyectos como fuente alternativa, tal como sucede en otras partes del mundo. Como el lema del financiamiento constituye el foco de esta serie de encuentros, me parece sumamente relevante traer estos temas a la mesa de diálogo. Diversos factores podrían ayudar a destrabar el tema de la financiación, como el crédito hipotecario accesible, pero con los actuales índices inflacionarios es muy improbable que ello suceda. Sin embargo, la regeneración de un mercado locativo pujante conforma un escenario posible. Por lo demás, cabe recordar que en el mundo es cada vez más usual que los jóvenes alquilen en lugar de comprar, aun en aquellos mercados donde existen créditos hipotecarios accesibles, de modo que Argentina podría recurrir al concepto de la renta como una posible solución ante los problemas habitacionales de nuestra gente, pero para ello hace falta producir un marco legal y económico adecuado para que los argentinos se animen nuevamente a invertir en inmuebles y así refinanciar a nuestra industria. Muchas gracias por el espacio y continuamos reflexionando juntos".

Por su parte, el Colegio Profesional Inmobiliario a través de su presidente, Armando Pepe, enunció:

"Agradezco como presidente del Colegio Profesional Inmobiliario este espacio para pensar juntos un tema candente como es el financiamiento de las obras privadas de nuestro país. Creo que no necesitamos un Estado Constructor, sino un Estado facilitador, que le permita a los desarrolladores y constructores acceder a todas las herramientas posibles para lograr paliar en parte el déficit habitacional de 3.300.000 viviendas que registra nuestro país. Desde el sector inmobiliario hemos presentado en el mes de febrero de 2020 al actual gobierno nacional, un Plan Nacional de Construcción de Viviendas de Interés Social, el cual se estructura en el formato a la uruguaya, con la posibilidad al desarrollador de alquilar por tres contratos esas viviendas. Tenemos plena seguridad de que vamos a poder salir adelante con todos los mecanismos propuestos, desde las entidades que tienen que ver con el sector, al gobierno nacional, los cuales espero, sean debidamente escuchados".  

El evento continuó con la presentación de Enrique Szewach, Licenciado en Economía, graduado en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires, quien actualmente, se desempeña como asesor económico de empresas nacionales e internacionales y es columnista especializado en varios programas radiales y en medios gráficos y electrónicos. Fue, además, director del Banco Central de la República Argentina y sus últimos libros publicados son "La eterna novela argentina, Historia de un suicidio" y "La trampa populista". El Lic. Szewach presentó el tema: "Financiamiento de la construcción privada en la Argentina en tiempos de pandemia y endemia", y al respecto sentenció:

"La pandemia vino a aumentar en nuestro país uno de los factores endémicos de nuestra matriz macroeconómica. La inestabilidad macroeconómica se ha convertido en "endémica" en la Argentina, y una de las causas centrales es el impagable incremento del gasto público. También, esa endemia afecta a todas las apuestas económicas y financieras de largo plazo, como lo es obviamente, la industria de la construcción. El gasto público consolidado respecto del PBI es de un 47,9%, lo cual hace impagable está variable. Al mismo se lo financia emitiendo deuda, o compensándolo con mayores niveles inflacionarios, o emitiendo moneda, hasta alcanzar claro, el límite correspondiente, cercano siempre a crisis de contexto económico-social. Nuestro país solo logra equilibrio fiscal por eventos económicos extraordinarios, como, por ejemplo, las retenciones al campo o la recaudación proveniente del pago del impuesto a la riqueza. También, licuando jubilaciones, salarios, gastos públicos… pero entiéndase que se trata de medidas, todas ellas coyunturales y transitorias. Todos los intentos de licuación del desbalance del gasto público, entre otros aspectos, ha destruido a nuestra moneda y también ha destruido la materia prima de nuestro sistema financiero. Los bancos no pueden prestar dinero, eso lo verificamos observando las componentes de crédito al sector público no financiero respecto el PBI al 31 de diciembre de del año 2020, el cual muestra el cual muestra el tamaño de nuestro sector financiero. Argentina otorga un 25% de crédito, valor muy reducido frente a otros países de la región como Brasil, que destina un 91% o Chile que entrega a distintos planes de financiación un 164%. Ese 25% muestra un mercado muy reducido y conlleva la totalidad de la masa de dinero encargada de la financiación, esto es empresas, público en general, bancos y tarjetas de crédito, entre otros. Como corolario del análisis, nuestro sistema financiero no es muy dado a la apuesta de mercado. Ahora bien, como la macroeconomía convierte al riesgo bancario el sistémico, la banca es puramente transaccional. Desarrollemos dicho concepto. Desde que se inventó la banca moderna en el norte de Italia en el siglo XIV, los bancos intermedian en plazos, en monedas y en tasas de interés. En la Argentina, no es posible intermediar en monedas, desde la salida de la convertibilidad. Tampoco se pueden intermediar en plazos por la ausencia de inversores institucionales, como lo son los fondos de pensión, y porque los pocos inversores que podían hacerlo, es decir, las compañías de seguros, están obligadas por regulaciones que obligan a prestar, principalmente, al sector público. No se puede intermediar en tasas, con un esquema de tasas mínimas, máximas y con el 50% de los depósitos colocados en "Leliqs" a la tasa prevista por la política monetaria. Entonces, sin crédito, la industria de la construcción conforma una alternativa de dolarización más imperfecta para el inversor, pero el problema radica en la demanda. ¿Cómo salimos de esta verdadera trampa capaz de atrapar al sistema?, Pues bien, entre las posibles soluciones considero que la intermediación de plazos requiere la creación de mercados que brinden liquidez a eventuales instrumentos hipotecarios. Por otra parte, la intermediación en monedas y tasas de interés demanda de un cambio de régimen en el sistema monetario y cambiario, el cual, a su vez, obliga para ser creíble, a un cambio del régimen fiscal. En el corto plazo se deberá avanzar en la búsqueda de socios formalmente en el mercado de capitales y en esquemas de fideicomisos y otros instrumentos incluyendo las nuevas tecnologías, vías las Fintech y Techfin. Es decir, en la actualidad, en el siglo XXI el manejo y la administración de datos conforman el producto más candente de inversión. Son el "nuevo petróleo". Se abre una nueva oportunidad en financiamiento en la construcción de tipo "sustentable", el cual lentamente, se convertirá en la única forma de financiamiento. Muchas gracias a todos y quedo atento a sus consultas".

Tras la disertación del Lic. Enrique Szewach se expuso el mensaje enviado especialmente para este ciclo por parte de la Asociación de Empresarios de la Vivienda a través de su vicepresidente, el Ing. Gustavo Llambías, quien sentenció:

Agradezco esta invitación de parte del Consejo Profesional de Ingeniería Civil, entidad en la cual me encuentro matriculado, para reflexionar sobre este importante tema. La falta de financiamiento para la industria de la construcción privada en la Argentina constituye, desde hace muchos años una enfermedad crónica la cual afecta y limita nuestros proyectos personales y empresariales, es decir, una verdadera pandemia. Ahora bien, encontrar posibles formas sostenibles en el tiempo de financiar la construcción ¿conforma solo un objetivo sectorial, o debe ser un objetivo de todos los argentinos? ¿Se trata de una política de Estado que trasciende a las administraciones de turno y busca ser beneficiosa para toda la sociedad? Seguramente como todos Ustedes, y yo creo que debe ser un objetivo nacional. Tan relevante es lo que hacemos construyendo edificios e infraestructura para toda la comunidad, que, según información del Banco Central, el factor multiplicador de la construcción sobre el PBI es de 5,5 veces sobre cada peso invertido, al tiempo que la cadena de valor del sector está formada por más de 180 industrias y actividades profesionales. Pero existe otra razón para impulsar el objetivo común de atender a las formas de financiamiento de las construcciones privadas, como una industria generadora de inversiones a largo plazo, y es en verdad, lo que toda la Argentina necesita para prosperar: Previsibilidad, estabilidad macroeconómica, preservación del valor de la moneda, crédito abundante, mercado de capitales invirtiendo en la economía de manera activa, integración tecnológica con el mundo… en fin ¿qué buena administración puede prescindir de las citadas metas en su gestión? Es más, ¿qué ciudadanía puede desarrollarse en un país que no las persiga? La pandemia ha venido a profundizar problemáticas previas, y en ese contexto, junto a diversas instituciones del sector, hemos formulado una serie de propuestas a las actuales autoridades nacionales, las cuales hemos reunido en el denominado Plan Reconstruir. El tema del financiamiento de las viviendas privadas, por ejemplo, conforma un punto acuciante, ya que 8 de cada 10 familias sufre problemas de alojamiento al carecer de una vivienda digna. Acceder a la casa propia resulta prácticamente imposible. Esperamos ser debidamente escuchados. Salir de la pandemia, del déficit constructivo, resulta fundamental. Muchas gracias y esperemos llegar a importantes conclusiones".

En paralelo, se dio a conocer la opinión del Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo, con palabras de su actual presidente, el Arquitecto Emilio Rivoira, quien explicitó:

"Agradezco al Consejo Profesional de Ingeniería Civil por invitar a nuestro CPAU a este importante evento, el cual celebro en su gestión por lo sensible del tema tratado para nuestro sector. En un momento tan crítico y hostil como el que nos toca transitar, que ya venía mostrando signos de severas dificultades, nuestra misión y compromiso radica en proponer soluciones. Las mismas deben permanecer al alcance del contexto complejo en que Argentina se encuentra inmersa. En función de ello, estimamos importante en este ciclo analizar algunos tópicos relevantes. Uno de ellos lo constituye la generación de propuestas para crear proyectos de ley los cuales impulsen la financiación de la obra privada, ya que, en ese sentido, entendemos que hay mucho por hacer. Ejemplos de países vecinos, los cuales han operado en ese sentido, sirven de ejemplo para fundamentar esta idea. La generación de planes integrados, sin dudas, con activa participación de las instituciones referentes, recopilarán ideas para tender a crear soluciones sinérgicas. Las ideas conjuntas, dentro de un marco de unidades de gestión inteligentes, nos permitirán esbozar expectativas favorables capaces de alentar acciones útiles. Básicamente, en mi nombre, el Consejo que represento viene a escuchar y generar conclusiones, a fin de potenciar propuestas consensuadas. Celebro nuevamente la realización de este evento y renuevo nuestro agradecimiento por la amable invitación a participar en un marco de diálogo y consenso".

A continuación, fue el momento de presentar al Dr. Sergio Capdevila, Gerente Comercial y Mercado de Capitales en Banco de Valores SA. El disertante es Contador Público de la Universidad de Buenos Aires y cuenta con una Especialización en Mercado de Capitales en la misma Casa de Estudio y el Programa de Desarrollo Directivo en el IAE. Asimismo, forma parte de la Comisión Directiva de la Cámara de Fideicomisos y Fondos de Inversión Directa en Actividades Productivas. El experto expresó:

"Banco de Valores SA es una entidad líder en la industria de los vehículos de inversión creados por ley, ya sea Fideicomisos Financieros y/o Fondos Comunes de Inversión, convirtiéndose en un activo estructurador y siendo el fiduciario y custodio independiente más importante del mercado argentino. Brindamos un servicio integral estructurando operaciones las cuales representan un adecuado equilibrio en la relación riesgo-rendimiento para los inversores, emitiendo más de 1.430 operaciones por un monto que supera los $210.000 millones ofreciendo una estructura de financiamiento única, a través del Mercado de Capitales a distintos sectores de la economía, tales como el consumo, el agro y las industrias en general. Banco de Valores SA es el principal agente de custodia de productos de inversión colectiva de Fondos Comunes de Inversión, con 245 fondos y 615.000 millones al 31 de julio de 2021. En relación con los Fondos Comunes de Inversión Cerrados y luego de la experiencia acumulada con los fondos de Boca Juniors, estancias del Pilar FCCI, Inmobiliaria, Agrarius I y II FCCI Agrícola y Latin American Fund, durante 2017, Banco de Valores ha ratificado su firme liderazgo como Organizador y Agente de Custodia de Fondos Cerrados, con el lanzamiento de cinco Fondos Comunes de Inversión Cerrados, Ley 27.260, por un total de u$s 263 millones. Posteriormente, afirmó su participación en este segmento mediante la emisión de nuevos Fondos Comunes de Inversión Cerrados, por un total de $ 7.883.500.000 y u$s 33.605.000.

En lo referente al tema de la presentación de hoy, quiero comentar que en los primeros 7 meses del año 2021, el financiamiento total en el mercado de capitales alcanzó los $ 674.686 millones, mostrando una variación positiva del 84% respecto al mismo período del año anterior. En este contexto, la Comisión Nacional de Valores (CNV) trabaja activamente en la creación de regímenes especiales de productos de inversión colectiva, promoviendo nuevos y originales instrumentos financieros que acompañen la reactivación de diversos sectores de la economía. Todas las acciones de promoción se fundamentan en que los productos de inversión colectiva resultan ser el canal natural para la captación de ahorro e inversión para el desarrollo de las economías, brindando liquidez y financiamiento a proyectos a través del mercado de capitales. Esta entidad ha emitido reglamentaciones particulares, como la RG CNV 885, de Productos de Inversión Colectiva para Desarrollos Inmobiliarios, con el objeto de fomentar la creación de estructuras de inversión en la economía real y, particularmente, en la industria de la construcción, cuyo rol resulta clave para la reactivación de la economía nacional, en virtud de la amplitud y diversidad de la cadena de valor, tanto en nivel de actividades como en cuanto a su dispersión geográfica y el sustancial efecto multiplicador sobre el producto bruto interno (PBI) que la misma explicita. La reglamentación consolida disposiciones tanto para los Fondos Comunes de Inversión Cerrados (FCIC) y de los Fideicomisos Financieros (FF), atendiendo las características propias de cada vehículo y diferenciándose de los regímenes generales a fin de adaptarse a las particularidades de la industria inmobiliaria. Incorpora, además, la figura del Desarrollador, partícipe esencial en este tipo de estructuras y la de un Auditor Técnico, responsable de la elaboración de informes periódicos acerca del avance de obra, comparando las proyecciones efectuadas con la aplicación real a los fondos de ejecución de las obras, calculando en paralelo los desvíos registrados. Estas disposiciones prevén, para el caso de los Fondos Comunes de Inversión Cerrados (FCIC):

Clases de cuotapartes: Adicionalmente a las cuotapartes de condominio se regula con mayor detalle las clases de cuotapartes, en particular, aquellas denominadas cuotapartes de renta, para las cuales se establece que deberán encontrase definidas en los documentos de la oferta, el activo específico junto con el flujo de fondos estimado y los mecanismos tendientes a garantizar el repago de las mencionadas cuotapartes.

Emisión en tramos: Se podrá prever la colocación y emisión de cuotapartes en uno o más tramos, dentro del monto máximo autorizado. En el caso de aumento de la cantidad de cuotapartes del Fondo, o ante la emisión de un nuevo tramo, los cuotapartistas tendrán derecho a suscribir preferentemente las nuevas cuotapartes en proporción a sus tenencias. Se requiere la opinión de una evaluadora independiente a fin de determinar el precio de colocación de las nuevas cuotapartes.

Reintegro en especies: Se establece que el RG podrá prever el reingreso del valor de la participación del cuotapartista con activos del FCI, siempre que se contemple los mecanismos de asignación equitativa y de valuación de empleados, pudiendo prever inclusive la aprobación por parte de la Asamblea de Cuotapartistas del plan de distribución respectivo, es decir, que no se encuentre determinado desde el inicio en el RG el mecanismo de distribución, sino que pueda ser aprobado oportunamente en Asamblea de Cuotapartistas.

Integración Diferida, Mora: En los casos de integración diferida, se regulan aquellos mecanismos capaces de enfrentar la mora. Se establece que el RG podrá disponer, entre otros, la venta de las cuotapartes en mora, y ante el fracaso de la enajenación, su cancelación, así como también podrá establecer, previa intimación al cuotapartista, la caducidad de los derechos con pérdida de lo aportado.

Rescate Anticipado: Al igual que en la emisión de nuevos tramos de cuotapartes se requiere de una opinión por parte de una evaluadora independiente a fin de determinar el valor de rescate de las cuotapartes.

Ahora bien, vale señalar que, en los casos de Fideicomisos Financieros, se prevé:

Integración Diferida: Cuando se prevea la integración diferida de las sumas resultantes de la colocación, se deberá establecer en el contrato de fideicomiso las consecuencias ante la mora en la integración, y en su caso, la afectación de los derechos de los tenedores de los valores fiduciarios.

Funciones del Fiduciario: Las funciones propias del Desarrollador y del Administrador Inmobiliario, podrán ser ejecutadas por el Fiduciario. En caso de que las mismas sean delegadas en el contrato de fideicomiso se deberá especificar el alcance de las responsabilidades. El contrato no podrá eximir la responsabilidad del fiduciario ante terceros por el incumplimiento de sus obligaciones.

Agente de control y revisión: Se podrá prescindir de la designación de un Agente de Control y Revisión en el caso de FF Inmobiliarios en los cuales se haya contratado a un auditor técnico.

Ampliación del Monto: Se podrá prever la ampliación del monto de emisión autorizado del FF y/o la emisión de valores fiduciarios adicionales, siempre que dicha circunstancia se encontrare dispuesta en el contrato de fideicomiso original o cuente con el consentimiento unánime de los tenedores d ellos valores fiduciarios en circulación. En tal sentido, se deberán cumplir con los siguientes supuestos:

El procedimiento resulte indispensable para cumplir el objeto original del fideicomiso.

Se encuentren colocados en su totalidad los valores fiduciarios emitidos.

En oportunidad de la ampliación y/o emisión de valores fiduciarios adicionales, se deberá contar previamente con la autorización de oferta pública por parte de la CNV.

En cuanto al RG CNV 882/21 Productos de inversión colectiva para el desarrollo inmobiliario constituidos en los términos del artículo 206 de la Ley N° 27.440, el artículo 206 referido ha definido alícuotas diferenciadas para las distribuciones que efectúen los Fondos Comunes de Inversión Cerrados (FCIC) o los Fideicomisos Financieros (FF), cuyo objeto de inversión sean desarrollos inmobiliarios para viviendas de sectores de ingresos medios y bajos, créditos hipotecarios y/o valores hipotecarios, en tanto reúnan determinadas condiciones.

Las distribuciones originadas en rentas o alquileres o los resultados provenientes de su compraventa estarán alcanzadas por una alícuota del quince por ciento (15%) sujeto a las siguientes condiciones:

a) Que los beneficiarios de dichos resultados sean personas humanas, sucesiones indivisas o beneficiarios del exterior;

b) Que el FCI cerrado o FF haya sido colocado por oferta pública con autorización de la Comisión Nacional de Valores con un plazo de vida no inferior a cinco (5) años, y distribuido entre una cantidad de inversores no inferior a veinte (20);

c) Que ningún inversor o cuotapartista tenga una participación mayor al veinticinco por ciento (25%) del total de la emisión;

Las distribuciones realizadas en una fecha posterior al décimo aniversario de la suscripción asociada con su emisión original se les aplicará una alícuota de cero por ciento (0%) para los beneficiarios incluyendo también a los inversores institucionales.

En lo relativo al objeto especial de inversión, los FCIC y los FF deberán ser integrados por activos que compongan el objeto especial de inversión: Desarrollo de construcción de viviendas para poblaciones de ingresos medios y bajos. En cuanto al plazo de formación de activos específicos, los FCIC o FF que posean como objeto de inversión desarrollos inmobiliarios en los mencionados términos deberán dar inicio de ejecución a las inversiones correspondientes al objeto específico en un plazo que no podrá superar los 365 días corridos desde la fecha de emisión. A tales efectos, se entenderá por inicio de ejecución a todo acto que implique la aplicación de al menos un 25% de los fondos resultantes de la colocación (adquisición de terrenos y/o de inmuebles, inicio de trámites administrativos de permisos de obra, compra de materiales, inicio de desarrollo del proyecto). Cuando las inversiones se traten de créditos hipotecarios y de valores hipotecarios, se establece un plazo de 180 días corridos desde la emisión para integrar totalmente las inversiones, pudiendo ser prorrogado por única vez por un período igual o menor.

El RG CNV 884/21 para la declaración de capitales en moneda extranjera o en pesos destinados a inversiones en proyectos inmobiliarios y la construcción de viviendas a través de Fondos Comunes de Inversión (FCI) y Fideicomisos Financieros (FF), una iniciativa para movilizar ahorros hacia un sector estratégico de la economía. La medida se enmarca dentro de la Ley 27.613 de incentivo a la construcción federal y el acceso a la vivienda y su Decreto Reglamentario 244/2021. Los fondos podrán destinarse a la compra de Productos de Inversión Colectiva para el Desarrollo Inmobiliario que comprendan exclusivamente obras privadas nuevas que se inicien a partir de la entrada en vigencia de citada norma.

El RG CNV 897 "Régimen especial para la constitución de fondos comunes de inversión abiertos para el financiamiento de la infraestructura y la economía real", destaca que el 75 %, como mínimo, del haber del FCI deberá invertirse en "Activos Elegibles" (con Destino Especifico + Activos Multidestino) que compongan el objeto especial de inversión antes señalado, conforme se detalla a continuación:

Activos de Destino Específico: Se trata de aquellos valores negociables cuyo objeto de financiamiento se encuentre destinado, al menos en un 75%, al desarrollo y/o inversión directa o indirecta de proyectos productivos con impacto en la economía nacional. A modo enunciativo, estos proyectos pueden implicar, adquisición de bienes de capital, fondos de comercio, financiación de capital de trabajo en proyectos que se ejecuten en el país vinculados a infraestructura (provisión de servicios públicos, obra pública, transporte, logística, puertos, aeropuertos, sistema sanitario, educativo, entre otros); proyectos inmobiliarios; proyectos industriales (energía; telecomunicaciones; minera, alimenticia; automotriz); desarrollo de economías regionales; capital emprendedor; proyectos productivos (explotación agrícola, ganadera, forestal y pesca, extracción, producción, procesamiento, transporte de materias primas) y proyectos sustentables.

Activos Multidestino: Son aquellos valores negociables cuyo objeto de financiamiento se encuentra destinado parcialmente a las actividades descriptas en el apartado precedente, sin alcanzar el porcentaje mínimo de destino allí indicado. La inversión total en Activos Multidestino no podrá superar el 45% del haber del FCI. Podrá invertirse hasta el diez por ciento (10%) del haber del FCI en cuotapartes de FCI Cerrados cuyo objetivo de inversión sea compatible con el presente régimen y sean administrados por otra Sociedad Gerente. En el reglamento de gestión del FCI se deberá disponer:

i) Período para la conformación de la cartera de inversión: no podrá exceder los 365 días corridos, contados a partir del lanzamiento del Fondo.

ii) Plazo de preaviso para solicitar el rescate de cuotapartes: no podrá exceder los 25 días hábiles.

iii) Plazo pago del rescate: no podrá exceder los 10 días hábiles.

Muchas gracias a todos por su atención".

 

Finalmente, se invitó al público conectado a formular sus preguntas e inquietudes, espacio que fuera moderado por la Dra. Alejandra Caballero, el cual concitó una activa participación del público.

 

Para cerrar el ciclo, se le cedió la palabra al vicepresidente del CPIC, Ing. Luis Perri, quien opinó:

"Buenos días, quiero agradecer a toda la concurrencia por permanecer atentos a lo acontecido esta mañana. Este ciclo, creado por la Dra. Alejandra Caballero, "Cómo financiamos la construcción privada en tiempos de pandemia", analizó en la jornada de hoy un tema vital: el desafío al cual nos enfrentaremos, en el corto plazo, para obtener las herramientas necesarias a efectos de impulsar, postpandemia, a nuestra industria de la construcción. Al respecto, y agradeciendo la labor de los panelistas y de todos los referentes de las importantes organizaciones e instituciones que nos acompañaron a pensar un mañana mejor, y como vicepresidente del Consejo Profesional de Ingeniería Civil, anfitrión de este ciclo, deseo concluir con una frase atribuía a Winston Churchill: El éxito no es el final, el fracaso no es la ruina, el coraje de continuar es lo que cuenta. Muchas gracias y los invitamos a retomar este encuentro el próximo miércoles 29 de septiembre a las 10:00 horas, bajo la modalidad virtual".


 > Inscribite al segundo encuentro del ciclo ingresando aquí